24.4.12

...

Las palabras sin destinatario no son verdaderamente palabras. Si no tienen eco, se pierden. Es como si nunca hubiesen existido. Es como escribir al viento, al desierto, al abismo. Si nadie me escucha, más vale seguir callada. Alguien debe escucharme. ¿ y quién mejor que tú?”
(obra  Eulàlia Valldosera)

4 comentarios:

javier dijo...

mis ojos son mis oidos, y mi voz una pantalla, ten por seguro que aún así te oigo

javier dijo...

mis ojos son mis oidos, y mi voz una pantalla, ten por seguro que aún así te oigo

RoB dijo...

Hola Ángela!
Soy de la misma opinión... Nada más doloroso y triste que escribir con el alma y el corazón y no recibir respuesta...
Beso grande!


RoB

angela dijo...

besos besos besos
estoy emocionada!!