15.11.11

martes tarde

 Llegué...me descalzo es delicioso lo disfruto!




Lo que trato de insinuar es la naturaleza sublime y temible de lo único: no pensar como otros piensan, no actuar como otros actúan, no vivir como otros viven, no morir como otros mueren. Llámese la capacidad especial, si se quiere, de hacer de cualquier momento de experiencia algo jamás conocido u oído anteriormente, algo tan personal que pierda toda cualidad de semejanza, y, por hacerlo así revierte a su esencia ordinaria la misma indestructible materia del cosmos.
Henry Miller

3 comentarios:

dijo...

Me parece un hecho coherente de personalidad.
No como todos,es la forma de mostrarse (nadie somos igual a otros).
Besucos

javier dijo...

partimos de la misma masa: polvo de estrellas, para hacernos distintos, hacernos cada día nuestra personalidad con los mismos ladrillos, y resultados distintos

guille dijo...

Cuando el insigne Evtuchenko escribe en su poema (genial) la tercera memoria algo así como;... que recuerden los pies descalzos el roce de la hierba...

Eso me han recordado tus fotos.

Que menos que estar de acuerdo con Miller. Me estremezco con cosas que a otros dejan fríos. Me traspasan palabras que pasan desapercibidas para quienes me rodean...

Hay que aprender a ser uno mismo sabiendo que los otros son uno mismo de manera diferente.