24.2.10


En el bosque hay un pájaro, su canto os detiene y ruboriza.

Hay un reloj que no suena.


Hay una hondonada con un nido de bestias blancas.


Hay una catedral que desciende y un lago que sube.

Hay un pequeño carruaje abandonado en la espesura o que baja corriendo por el sendero, lleno de cintas.


Hay una banda de cómicos en trajes de teatro, percibidos en el camino a través de los confines del bosque.


Hay, en fin, cuando uno tiene hambre y sed, alguien que os expulsa

1 comentario:

tuzz dijo...

Rimbaud, me encanta...buenísimo el blog...y los dos restantes...y lo que vendrá, seguro que también